Taekwondo

Que es el Taekwondo

La palabra Taekwondo proviene de los caracteres “Hanja” (pronunciado tae) significa golpear con los pies, “kwon” significa golpear con las manos o puños, y el caracter “do” significa disciplina, arte, método o camino. Por tanto taekwondo podría traducirse como “un estilo de combate que utiliza únicamente los pies, las manos y otras partes del cuerpo prescindiendo por completo de armas”.

El taekwondo es un arte marcial de origen coreano que se destaca por la variedad y espectacularidad de sus técnicas de patada((chagui) ), también incluye técnicas de mano y puño (chirugui, chigui y chumok) , el codo, el pie e incluso la rodilla (por ejemplo, para efectuar rompimientos de tablas, ladrillos u otros objetos).

El taekwondo esta compuesto además de técnicas de defensa personal muy variadas como agarres, bloqueos, luxaciones o barridos.

Sus movimientos hacen que sea un arte marcial muy efectivo en la lucha de pie, y especialmente en larga y media distancia, en donde mejor se puede aprovechar la fuerza y velocidad en las piernas que desarrollan sus practicantes.

Con más de 50 años de antigüedad, es de las artes marciales más conocidas, la practican en más de 144 países, estimándose en más de 30 millones de personas.

Beneficios del Taekwondo

  1. Forja tu carácter

Como todo arte marcial, el Taekwondo te guiará por una senda al principio espinosa y difícil de caminar, pero si de verdad deseas ser un taekwondista, lo único que tienes que hacer es no desistir.

De esta forma es como se va forjando tu carácter, aprendes a no rendirte, a no vencerte, a levantarte siempre que estás exhausto y a continuar el entrenamiento.

El Camino de pies y manos, te llevará a dominar las técnicas de defensa y ataques con brazos, manos, piernas y pies.

Tu carácter se forjará sobre el fuego del entrenamiento, ¿quién después de convertirse en un verdadero taekwondista, podría rendirse fácilmente?

 

  1. Aprendes a enfrentar los retos y problemas de forma asertiva

Cada combate de Taekwondo se convierte en un reto a superar al momento que se presenta, la forma común de ver los problemas grandes y difíciles, no es para un taekwondista.

Para luchar un combate, se debe hacerlo analizando al contrincante, no tomando prisa en atacar, estudiando la fuerza y habilidades del oponente.

Nunca subestimando ni haciendo menos el daño que alguien podría causar, manteniéndose siempre alerta y encontrando sus puntos débiles, para finalmente atacar y concluir el combate.

Ocurre de la misma forma en los problemas o inconvenientes que surgen en la vida cotidiana, un taekwondista aprende a enfrentarlos de forma asertiva.

 

  1. Entrenamiento mental

Para poder desarrollarte ampliamente en algun alrte marcial primero debes vencer la pereza mental.

Para ello se trabaja con el entrenamiento mental, la mente es la primera barrera que se debe romper como practicante de cualquier arte marcial.

En este caso, para lograr ser un taekwondista, se debe primero aceptar que será necesario trabajar duro, seguir las órdenes del profesor o maestro de Taekwondo y ser constante en los entrenamientos.

 

  1. Mejoras tu condición física

Sin duda, una de las mejores razones por las que deberías practicar Taekwondo es por la gran condición que desarrollan sus practicantes.

Es casi imposible llegar a ser un taekwondista sin desarrollar habilidades increíbles con el cuerpo, especialmente sobre las principales extremidades.

Ganarás flexibilidad en las piernas, fortaleza y rapidez, al mismo tiempo que tus brazos se volverán dos guantes, espadas o dagas peligrosas.

Cada combate de Taekwondo exige mucho de sus oponentes, dos minutos parecieran nada, pero cuando eres tú el que está sobre el tatami luchando, podrían ser una eternidad si no estás preparado.